taller coches confianza mecánica rápida

Antes de la llegada del frío visita tu taller de coches de confianza

El otoño ya ha llegado, y con él las primeras lluvias y el descenso de las temperaturas. Los vehículos, al igual que las personas, también sufren con la llegada del frío, es por eso, que lo más recomendable es visitar tu taller de coches de confianza para revisar que todo está en orden. Si no quieres que la nueva estación te pille con los deberes sin hacer, presta atención, estos son los elementos de tu automóvil que debes examinar y llevar a reparar a un establecimiento de mecánica rápida de ser necesario.

Bajas temperaturas: Mayor posibilidad de sufrir una avería

La lluvia, el hielo, la niebla. Son muchos los fenómenos meteorológicos que hacen su aparición con el otoño y que puede tener un efecto negativo en la salud de nuestro automóvil. Hagas o no un uso frecuente de él, lo aconsejable es hacer una visita preventiva a un taller de coches antes de la llegada del frío. La batería, los neumáticos, las escobillas o las luces son algunos de los elementos que requieren de mantenimiento al finalizar el verano.

Batería

La batería es uno de los componentes del coche que más sufre con los cambios bruscos de temperatura. Al terminar la época estival con altas temperaturas, y para evitar una sorpresa desagradable, conviene revisarla antes de que llegue el frío invernal. No obstante, si se detectan síntomas de desgaste lo más recomendable es acudir a un centro de mecánica rápida y sustituirla cuanto antes.

Neumáticos

Los neumáticos son el único elemento del automóvil que está en contacto con el pavimento. La llegada del otoño trae consigo las primeras lluvias, y como consecuencia, puede darse la situación de tener que circular con el asfalto mojado. Conducir con las gomas desgastadas o con presión insuficiente se traduce en una menor sujeción a la carretera, pudiendo llegar a producirse el efecto aquaplaning. Para evitarlo, nuestras ruedas deben tener un dibujo de, al menos, 1,6 mm de profundidad y mantener la presión indicada por el fabricante.

Faros

Sobre todo en invierno, que anochece más temprano y las condiciones climatológicas son adversas, circular con las luces en perfectas condiciones es fundamental. No solo deberás tener en cuenta los faros delanteros y traseros, sino también los intermitentes y las antiniebla.

Escobillas

En condiciones de lluvia, las escobillas limpiaparabrisas son imprescindibles para favorecer la visibilidad. Sin embargo, estas son las grandes olvidadas. Después de un verano seco y caluroso, lo más probable es que las escobillas estén resecas y sin elasticidad, lo que reduce considerablemente su eficacia. Por esta razón, antes de la llegada del frío debes revisar tus limpiaparabrisas y, en caso de estar en mal estado, acudir a tu taller de coches de confianza para su sustitución.

¿Qué otros elementos son importantes?

Otros componentes de tu coche que debes llevar a revisar a un centro de mecánica rápida son los frenos y los amortiguadores que, con el tiempo, se van desgastando y dejan de cumplir su función. También debes realizar el mantenimiento del aire acondicionado y la calefacción, que serán fundamentales no solo para conseguir una temperatura confortable en el habitáculo, sino también para ayudarte a reducir la condensación en el interior.

¿Tu coche aún no está preparado para el frío? En Louzán nos comprometemos a realizar una revisión exhaustiva de todos los componentes de tu vehículo, para afrontar el invierno en carretera sin sorpresas.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies