taller mecánica rápida vigo

¡Malos hábitos al volante, nadie se libra!

Aunque todos creemos que somos grandes conductores, esto no es cierto y normalmente cometemos errores, ya sea por malos hábitos adquiridos o por desconocimiento. Échale un vistazo a nuestra lista porque es muy probable que tengas alguno de los siguientes defectos. 

Badenes a dos ruedas

Si te encuentras un badén o resalto en la carretera con alguno de los paneles que lo componen levantados, no trates de esquivarlo pasando dos ruedas por encima del badén y otras dos por el asfalto. Provocarás un desequilibrio en el anclaje de la suspensión ya que solo se eleva un muelle y un amortiguador, ojo, puedes provocar daños posteriores en la suspensión que puedes evitar.

Gesticular.. al volante

¿Refuerzas tu conversación en el coche con gestos o aspavientos? ¡No lo hagas, porque sueltas el volante! Imagina que en esa situación, tomas una curva y te ves obligado a coger rápido el volante haciendo un giro brusco, podrías tener un accidente.

Enfadarte y acelerar 

¡Otro clásico! Te enfadas y reaccionas acelerando, no tiene sentido, pero sucede. Evítalo y evitarás males mayores. En este punto, también sucede lo contrario, conductores que mantienen una conversación tranquila y amena con otro pasajero del vehículo y como consecuencia aminoran la velocidad. Tú estás a gusto pero este comportamiento puede resultar molesto para el resto de usuarios o incluso suponer un riesgo por ir a una velocidad muy inferior a la del resto de vehículos. ¡Ni tanto, ni tampoco!

¡Ay, la guantera!

Echar mano a la guantera mientras conduces, no es una opción. Da igual que sean las gafas de sol y que el sol te esté deslumbrando. Para en un lugar seguro y cógelas. No hay otra opción. Si buscas algo en la guantera mientras conduces, dejarás de prestar atención a la carretera para estirar tu cuerpo al máximo, perderás de vista la carretera por un espacio de tiempo valiosísimo y te quedarás sin margen de maniobra en caso de que ocurra algún imprevisto.

Objetos libres en el salpicadero

Llegas a una zona con tráfico denso o aparece un peatón de la nada y tienes que dar un frenazo, ¿qué pasa? Que todos los objetos esparcidos por el vehículo y el salpicadero como tus gafas de sol o un libro saldrán disparados como proyectiles. 

Lo peor de todo es que, en ese momento, en lugar de aguantar el chaparrón, trataremos de cogerlos al vuelo sin pensarlo dos veces y momentáneamente nos olvidaremos que estamos al volante. ¡Otra vez nos arriesgamos a tener un accidente!

¡Qué decir de los neumáticos! Los grandes olvidados 

Los neumáticos se desgastan y desinflan por su uso, simplemente, ya te lo contábamos en nuestro artículo: ¿Por qué es vital circular con neumáticos en buen estado? Asúmelo y revisa su presión y nivel de desgaste, no hacerlo te hará perder agarre (recuerda que son los responsables de pegarte a la carretera) y además te permitirá controlar el consumo de combustible. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies