cambio de neumaticos, neumaticos, seguridad vial, taller de coches

¿Realizas el cambio de neumáticos siempre que es necesario?

Como hemos reiterado en otros artículos, los neumáticos son una pieza fundamental de tu vehículo, mantenerlos en buen estado es imprescindible para tu seguridad vial. Algunos conductores no realizan revisiones periódicas en un taller de coches y solo llevan a cabo un cambio de neumáticos si tienen pinchazos, no pasan la ITV o les para la policía. ¿Sabías que además de poner en peligro tu vida y la de los demás usuarios de la vía puedes provocar averías en otras partes de tu automóvil? En este artículo te hablamos de ello.

Función de los neumáticos

Además de permitir el movimiento del coche por la carretera, son los encargados de mantener la estabilidad y la amortiguación. Conducir con unos neumáticos en mal estado puede reducir el efecto de la frenada, empeorar la tracción y aumentar el consumo de combustible, entre otros muchos inconvenientes.

Procura conducir siempre con una presión adecuada, la recomendada por el fabricante, y nunca con una profundidad del dibujo inferior a los 3 centímetros. Evita golpear las ruedas contra bordillos o aceras, derrapar o frenar con brusquedad. No dejes el coche parado durante mucho tiempo y revisa tus neumáticos con regularidad, considerando el cambio de neumáticos tan pronto lo necesiten. En tu taller de coches pueden comprobar su estado con regularidad, un cambio a tiempo puede evitar averías más graves o un grave peligro en la carretera.

Averías más comunes por neumáticos en mal estado

Conducir con una presión más alta o más baja de la recomendada puede provocar fallos en la suspensión y en la amortiguación. Si notas muchas vibraciones puede deberse a eso. Además, estas vibraciones pueden desgastar los rodamientos y hacer que se resienta la dirección.

Si tus neumáticos están muy desgastados también se reduce la frenada e incluso se pueden deformar los elementos de los frenos e impedir que realicen correctamente su función.

Es una cadena que puede ir provocando diferentes fallos en otros elementos de tu coche como el control de tracción o el sensor de presión e ir desgastando y deformando múltiples piezas imprescindibles para tu seguridad.

Nuestra recomendación es que realices un cuidadoso mantenimiento, acudas regularmente a tu taller de coches y realices un cambio de neumáticos siempre que sea necesario, no lo dejes pasar. Un cambio a tiempo puede evitar averías mucho más transcendentales y costosas, o accidentes en la carretera. ¡Es tu seguridad la que está en juego!

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies