cambio de neumáticos en invierno, taller de confianza

Cambio de neumáticos en invierno: así les afecta el frío

Al igual que el calor, el frío puede ser la causa de que te veas obligado a realizar algún cambio de neumáticos en invierno. Las bajas temperaturas pueden afectar negativamente a la vida útil de las gomas de tu coche. ¿Quieres conocer los consejos de tu taller de confianza para cuidar tus ruedas de los problemas derivados del frío? No te pierdas el resto de nuestro artículo.

Las ruedas de los coches están hechas de caucho, un material sensible al frío. Cuando las temperaturas alcanzan valores inferiores a diez grados, la elasticidad de los neumáticos se reduce, lo que provoca un deterioro prematuro. Por esta razón es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Revisa posibles daños

Si quieres evitar un cambio de neumáticos prematuro en invierno, antes de iniciar la marcha, revisa cualquier posible daño que hayan podido sufrir. Verifica que no haya bultos o grietas que puedan derivar en un reventón durante el viaje.

Comprueba las válvulas y tapones

Tanto los tapones, que ayudan a proteger los neumáticos del polvo y de la suciedad, como las válvulas, que contienen la presión de aire en la unión del neumático con la llanta, influyen en el buen estado de tus gomas. Un fallo o deterioro en cualquiera de estos elementos pueden reducir considerablemente su vida útil.

Verifica la presión

En Louzán siempre insistimos en la importancia de que la presión de los neumáticos no debe ser superior ni inferior a los niveles establecidos por el fabricante. No obstante, en invierno sí es aconsejable que esta sea un poco más alta, ya que el frío deshincha las ruedas más fácilmente.

Examina la profundidad del dibujo

De acuerdo con la ley, la profundidad mínima del dibujo de tus ruedas debe ser 1,6 mm. No obstante, si no quieres arriesgarte a un cambio de neumáticos en invierno, con la llegada del frío lo más recomendable es que sea de 3 mm. De esta forma, evitarás que disminuya la distancia de frenado y la capacidad de drenaje de la cubierta, en situaciones de pavimento mojado.

Asegúrate de un buen equilibrado y alineación

Si durante la conducción notas vibraciones, ha llegado el momento de pasar por tu taller de confianza. Esto significa que el neumático no está trabajando adecuadamente, lo que puede resultar peligroso en casos de suciedad en la calzada o condiciones climáticas desfavorables.

También debes estar atento al desgaste de las ruedas. Si es desigual, significa que las piezas de suspensión están deterioradas y, los neumáticos se encuentran mal alineados.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies