Bridgestone crea neumáticos sin aire para bicicleta

Bridgestone crea neumáticos sin aire para bicicleta

El fabricante ha desarrollado estas cubiertas de última generación que no necesitan aire gracias a que cuentan con una estructura única de radios que se extienden a lo largo de sus lados interiores. Además, las resinas utilizadas en los radios y en el caucho ayudan a hacer un uso más eficiente de los neumáticos.

Según explican desde la compañía japonesa, «el Grupo Bridgestone y Bridgestone Cycle han adaptado el concepto «Air Free» para desarrollar unos neumáticos de bicicleta resistentes a los pinchazos. La alta flexibilidad de su diseño por la utilización de resinas ha hecho posible la aparición de bicicletas de última generación nunca antes vistas».

El proyecto «Air Free», que ha sido creado por el Grupo Bridgestone en colaboración con Bridgestone Cycle Co., Ltd, se encuentra en este momento en fase de estudio de viabilidad y que prevé poner este producto en el mercado a partir del año 2019.

«El Grupo Bridgestone tiene como objetivo proponer nuevas formas de ciclismo utilizando el concepto Air Free, a la vez que adapta esta tecnología a distintos tipos de neumáticos», reconocen desde la enseña. Además, Bridgestone ha querido incidir en el compromiso que la marca mantiene con el desarrollo sostenible de la movilidad que, dicen, garantice a sus clientes una movilidad más sencilla, segura, tranquila y sin fisuras en favor de toda la sociedad.

¿Qué son las partículas de desgaste y por que debemos evitarlas?

Cambio de Aceite
Cambio de Aceite

¿Qué son las partículas de desgaste y por qué debemos evitarlas?

Es imprescindible cambiar a la vez el lubricante y el filtro del aceite. La razón principal es que este fluido, a su paso por las distintas partes de un circuito, acumula distintos contaminantes. Por eso conviene que el filtro funcione perfectamente, ya que es el que se encarga de retener buena parte de ellos.

Igual que la sangre por los órganos del cuerpo humano, el aceite circula por una serie de componentes en un circuito de lubricación. A su paso, se puede cargar de distintos contaminantes, que pueden tener tres orígenes: minerales, como en el caso de la sílice (tierra o arena, por ejemplo), vegetales o sintéticos (escamas de pintura o fibras) y metálicos. En este último caso se encuentran las partículas de desgaste de piezas de fundición o metales amarillos.

¿Qué ocurre con estas partículas? Entre otras cosas, que cuando una de ellas llega al lugar menos adecuado y en el momento más inoportuno, puede provocar una avería grave. Por eso es tan importante retenerlas a tiempo.

Efecto de desgaste

Uno de los efectos más temidos de las partículas es el del desgaste que pueden provocar a su paso a través de los circuitos. Este puede ser abrasivo y también por fatiga debido a una situación repetitiva. El grado del daño causado no se relaciona únicamente con el tamaño de las partículas, sino también con su dureza, así como con el tamaño de los espacios por los que pasa y las presiones del aceite en cada punto del circuito.

Para medir y cuantificar la presencia de partículas, se emplean habitualmente dos estándares: la Clase NAS o “de contaminación”, que determina un conteo de partículas en cada categoría (5-15μm, 15-25 μm, 25-50 μm, y 50-100 μm); y la norma ISO 4406/4407, cuyo rango indica el número de partículas con tamaños superiores a 4μ, 6μ y 14μ en 1 ml de muestra.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de partículas peligrosas tienen un tamaño medio de entre 6 y 14μ y, por lo tanto, son invisibles.

Un ejemplo sorprendente del efecto de desgaste de partículas en el aceite es el de las turbinas eólicas. Estas máquinas enormes experimentan grandes variaciones de velocidad y carga, además de los cambios en la dirección del viento y condiciones climáticas extremas.

En ellas, la multiplicadora es un componente crucial, mientras que los rodamientos y dientes son los elementos que se ven más afectados por el efecto abrasivo de las partículas. Aunque parezca mentira, estos pequeños elementos que no se pueden ver a simple vista pueden acabar con una multiplicadora de 20 toneladas.

Esto se debe, simplemente, a que dichas partículas tienen un tamaño ligeramente mayor que el espesor de la película de aceite que se forma entre las separaciones de juegos mecánicos. Así que desgastan las superficies por efecto abrasivo, además de aumentar las pérdidas de energía por fricción y calentamiento.

Por esto, ya se trate de una turbina de muchas toneladas o del motor de un utilitario, es muy importante evitar en lo posible la contaminación por partículas. Para ello se emplean, entre otras medidas, elementos de filtración, que en el caso de los coches son los conocidos filtros del aceite.

Es muy recomendable que sustituyas el aceite y el filtro a la vez en tu vehículo. Además, si eliges un lubricante de calidad y adecuado a su motor, ayudarás a prolongar la vida útil de tu automóvil.

Por qué se produce el desgaste de los neumáticos

desgaste

¿Por qué se produce el desgaste de neumáticos?

  • Los profesionales deben informar a los conductores de cómo mantenerlos en buen estado.

En las últimas semanas los fabricantes de neumáticos han anunciado su intención de subir los precios de las cubiertas ante el aumento de los costes de producción.

Por este motivo, la sustitución de las ruedas no es algo baladí para los usuarios, ya que el presupuesto requerido para tal procedimiento ha aumentado.

Para evitar sorpresas de los clientes, los profesionales deben informar a los conductores de cómo mantener en buen estado las cubiertas, ya que durarán más y ofrecerán mayor seguridad en la conducción, tal y como se explica en este vídeo.

 

Tráfico se propone realizar más de 100.000 pruebas de drogas al año con un nuevo test exprés

La DGT implantará un sistema que no necesita confirmación en el laboratorio para poder sancionar ya de forma instantánea

La DGT se propone atajar una de las lacras de la siniestralidad viaria: el consumo de drogas al volante. Ante el cada vez mayor número de positivos detectados en las carreteras españolas, Tráfico trabaja en un sistema que permitirá sancionar en el acto -sin tener que enviar el análisis al laboratorio para que confirme los resultados- y multiplicar por diez el número de pruebas realizadas. De esta manera, el test de detección exprés de drogas permitirá practicar en el conjunto del país más de 750.000 pruebas cada año (frente a las 75.000 actuales) y en el caso de Galicia se superarán las 100.000.
En Galicia, casi la mitad de los más de 10.000 conductores sometidos a un narcotest el año pasado fueron denunciados. ¿El perfil del infractor? Varón, de 18 a 24 años (excepto en el consumo de cocaína, con una edad de entre 25 y 49 años; y en benzodiacepina, que son mayores de 50 años).
Pese a las continuas campañas de sensibilización sobre el nefasto binomio que suponen el alcohol o las drogas en la conducción, la radiografía de los siniestros con fallecidos revela que uno de cada tres conductores responsables de un accidente mortal en la comunidad -bien fallecido o herido- dio positivo en alcohol (no solo había bebido sino que la tasa estaba por encima de 0,25 mg/l) o había consumido alguna sustancia estupefaciente.
Para tratar de frenar el elevado consumo de drogas al volante, el director de Tráfico, Gregorio Serrano, anunció ayer un sistema en el que trabaja su departamento para realizar narcotest instantáneos para que los agentes puedan imponer la sanción en el momento sin tener que enviar al laboratorio el análisis realizado en carretera para que confirme el resultado, como ocurre en la actualidad. Durante su participación en el I Encuentro de Innovadores en movilidad segura, organizado por la Fundación PONS, Serrano avanzó que se pretende «un aumento espectacular» en los controles de sustancias estupefacientes «para que aquellas personas que conducen bajo los efectos de las drogas, tengan ciertamente complicado poder zafarse».
Por el momento todavía no hay un calendario para la adquisición de los aparatos que permitirán hacer el análisis en el acto, ya que se depende de financiación de la UE para afrontar, según apuntó Serrano, «costes muy importantes».
El nuevo sistema de control exprés tendrá un notable impacto en Galicia, ya que es una de las comunidades con más positivos. Solo los conductores de Andalucía y Valencia suman más expedientes sancionadores por consumo de drogas que los gallegos.
Por otra parte, la siniestralidad viaria ha descendido en el 57% en Galicia, al pasar de 14 accidentes de tráfico en febrero de 2016 a seis el mes pasado, periodo que se cerró con ocho fallecidos frente a los 15 del año anterior.

Excusas o mitos falsos sobre el cinturón

febrero 2017

Estos son algunos de los mitos más extendidos sobre la eficacia de los cinturones de seguridad: llevarlo puede causar más lesiones; en trayectos cortos o en ciudad no es necesario; mucha gente consigue salvar la vida gracias a que no llevaba el cinturón puesto y salió despedida… Son conceptos completamente falsos que se deben, en general, a la falta de información y al desconocimiento de este importante elemento de seguridad. Estas son algunas de las más extendidas y le explicamos porqué no debe creérselos.

«Los cinturones traseros no son útiles»

Una persona que ocupa una plaza trasera puede salir despedida con tal fuerza que puede matar a los ocupantes de los asientos delanteros. La razón: los pasajeros de detrás van exactamente a la misma velocidad que los de delante y están sometidos a la misma deceleración si el coche choca o se detiene bruscamente.

No se lo crea

 

cinturon1  

 

«CONOZCO GENTE QUE SE HA SALVADO POR NO LLEVARLO»

Según un estudio realizado en Estados Unidos, solo en un accidente de cada millón llevar puesto el cinturón puede ser negativo.

cinturon2  

«NO ME HACE FALTA, YO NO VOY A TENER ACCIDENTES»

Nadie puede garantizar que no se vaya a sufrir un accidente, por su causa o por la imprudencia de otros. Esta falsa seguridad suele ser precisamente un pronóstico para sufrir un siniestro.

 cinturon3  

«LLEVO UN BUEN COCHE, CON MUCHOS SISTEMAS DE SEGURIDAD»

Actualmente no hay ningún sistema de seguridad capaz de sustituir ni de tener más eficacia que el cinturón. El resto de los mecanismos son complementarios.

cinturon4  

«MUCHA GENTE SE SALVA PORQUE SALIÓ DESPEDIDA DEL COCHE»

Si no hace uso del cinturón de seguridad y sale despedido del vehículo, se incrementa drásticamente la probabilidad de lesiones muy graves.

 

cinturon5  

«EL CINTURÓN NO SIRVE PARA NADA»

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) no existe un sistema más eficaz que el cinturón, ya que reduce la posibilidad de muerte un 50%.

cinturon6  

«EN CIUDAD NO ES NECESARIO»

A tan solo 40 km/h, un golpe frontal puede ser mortal, porque la cabeza impactaría contra la luneta delantera. Además, a 50 km/h una persona de 70 kilos se precipita hacia delante con un peso de más de 3.000 kilos.

cinturon7  

«EN RECORRIDOS CORTOS NO HACE FALTA»
Las estadísticas nos dicen que es precisamente en estos recorridos donde se produce la mayor parte de los accidentes.

cinturon8  

«EL CINTURÓN ME RESULTO INCÓMODO»

Abrocharse correctamente el cinturón elimina cualquier molestia. Más incómodo es sufrir lesiones

El mantenimiento preventivo y la seguridad vial

Uno de los factores fundamentales en la búsqueda de una mayor seguridad vial al volante es el mantenimiento preventivo. ¿Y qué es el mantenimiento preventivo? Pues algo muy sencillo. Son todas aquellas tareas de mantenimiento que realizamos sobre nuestro vehículo y que sirven para mantenerlo en perfecto estado de funcionamiento.

El mantenimiento preventivo da como resultado dos beneficios. El primero, que minimizamos las posibilidades de que nuestro vehículo sufra una avería y nos deje tirados. Y el segundo, mantener las prestaciones y los sistemas de protección con los que fueron diseñados en su origen.

El mantenimiento preventivo que evita las averías

 

Cuando compremos un vehículo, el fabricante nos facilita un libro denominado libro de mantenimiento en el que aparecen detalladas las tareas que tenemos que realizarle y cada cuántos kilómetros con el fin de mantenerlo en perfecto estado de funcionamiento.

Más o menos todo el mundo lleva esta labor a raja tabla durante la garantía del coche. Queremos estar cubiertos si le ocurre algo y evitar que la marca se lave las manos frente a una avería. Pero después de que haya caducado, la gente se suele relajar bastante dejando de lado algunas tareas bastante importantes.

El cambio de aceite y filtros suele realizarlo todo el mundo cuando es necesario, aunque hay que recordar que esta labor se debe hacer siguiendo dos parámetros: kilómetros o tiempo. Los fabricantes especifican que el vehículo debe cambiar el aceite, dependiendo del motor, entre unos 15.000 y unos 30.000 kilómetros. Pero a la vez también dicen que al menos, una vez al año, habrá que hacerlo si no se llegan a esos kilómetros.

Pero por otro lado es una tontería hacer más cambios de aceite que los recomendados. Eso de: me dice que hay que cambiarlo a los 20.000 pero yo lo cambio a los 10.000. Pues muy bien, pero lo único que estás haciendo es tirar el aceite cuando este todavía se encuentra a mitad de su vida útil.

El cambio de los filtros, tanto de gasolina/gasoil o de aire también es algo que se suele realizar en tiempo. El del filtro antipolen que ya llevan la mayoría de los coches, no tanto. Y es una pieza que tiene un coste muy bajo como para dejarlo sin cambiar.

Sin embargo, otras operaciones de mantenimiento que se deben realizar cada cuatro años o más, es bastante sencillo que se dejen de lado cuando influyen bastante en elementos importantes. Por ejemplo, el anticongelante. O el líquido de frenos. Incluso el líquido de la dirección asistida. Todos ellos tienen una fecha de caducidad a partir de la cual ya no ofrecen las mismas prestaciones que cuando se encuentran nuevos.

Fallos en la refrigeración, en la bomba de la dirección asistida o lo que es peor, un menor rendimiento en el sistema de frenos puede ser la consecuencia de esa dejadez.

El mantenimiento preventivo y la seguridad vial

 

Una consecuencia más importante si cabe como decíamos de un correcto mantenimiento preventivo es que la seguridad vial de nuestro vehículo siga en perfecto estado. Aquí entran un montón de elementos del coche, algunos en los que la gente hace bastante hincapié y otros que dejan más de lado aun siendo muy importante.

De igual forma que el aceite, la gente suele vigilar relativamente el estado de sus neumáticos. Quizás los utilicen un poco más allá de lo recomendable ya que hay que acordarse que también tiene fecha de caducidad, aunque se encuentren lejos de las marcas de desgaste.

Pero otras partes son las gran olvidadas. Los amortiguadores, los pobres, nadie se acuerda de ellos. El fabricante recomienda revisarlos cada 40.000 km. Para ello algunos talleres disponen de máquinas de diagnóstico que nos pueden decir su estado y cuándo cambiarlos, aunque podemos pensar que con 100.000 km ya habrán llegado al final de su vida útil si los hemos usado de forma normal. Si solemos llevar el coche muy cargado, con remolque o atravesamos frecuentemente zonas sin asfaltar habrá que adelantar este cambio.

Los frenos también merecen nuestra atención, pero no solo las pastillas. Los discos de freno se gastan con el uso y cuando el grosor llega a un mínimo habrá que proceder a cambiar el conjunto entero de disco y pastilla para que sigamos teniendo un alto grado de seguridad.

El cambio de las luces, mantener los faros transparentes y sin humedades o la luna delantera sin roturas son otros elementos a los que debemos prestar atención.

Y, por último, pero no menos importante, los sistemas de airbag. Es necesario que hablemos con el fabricante de nuestro vehículo para saber cuándo debemos hacer las labores de mantenimiento de estos equipos.

Algunos elementos de los primeros airbags instalados deben cambiarse a los diez años, tales como las cargas pirotécnicas, las cápsulas que hinchan las bolsas o incluso los detectores de impacto. Nuestra seguridad depende de ello.

 

El móvil, la distracción más peligrosa

  • El importe medio en Europa de las sanciones por usar del móvil al volante es de 105 euros.

Muchos conductores usan sus teléfonos inteligentes, leen y envían mensajes mientras están al volante, una conducta que implica distracción y riesgo para la conducción. Y, de hecho, el último informe sobre seguridad vial de la OMS, señala que alrededor de 1.250.000 personas mueren todos los años como consecuencia de los accidentes de tráfico y otras 50.000.000 sufren traumatismos por este motivo. En España, las distracciones son causa de accidente en la mitad de los accidentes con víctimas y el teléfono móvil tiene cada vez mayor peso como factor de riesgo.

Un problema en toda Europa

Una encuesta reciente de BP, Castrol y RACE realizada en 15 países europeos sobre smartphones y conducción revela que en nueve países -Finlandia, Francia, Italia, Suiza, Luxemburgo, Portugal, Holanda, República Checa y España-, es considerado un problema de seguridad vial “muy importante”. 

Respecto a la legislación, España, Alemania, Bélgica, Finlandia, Francia y Hungría son los únicos que prohíben expresamente su utilización durante la conducción, excepto en modo manos libres. Otros países como Italia, Holanda o Suecia, prohiben los sistemas que puedan distraer, sin mención específica al uso del móvil, mientras que Austria, Bosnia, Suiza, Luxemburgo y República Checa solo sancionan su uso para hablar.

En lo relativo a las sanciones, el importe medio de las multas por conducir utilizando el móvil en Europa ronda los 105 €. Holanda y España cuentan con las sanciones más altas (200 € o más) mientras que la República Checa, Finlandia, Austria y Bosnia tienen las más bajas (50 € o menos).

Y en referencia a las campañas de concienciación, en 12 de los 15 países existen campañas específicas sobre los peligros del móvil al volante, lo que demuestra la importancia que se le da en Europa a la concienciación contra los peligros de las distracciones ‘tecnológicas’. A continuación, algunos ejemplos de campañas en Francia, Irlanda o Reino Unido.

BP, Castrol y RACE han puesto en marcha la campaña ‘Stop Chatear’, apoyada por la DGT, con distintas acciones desarrolladas principalmente en redes sociales y buenas prácticas para evitar distracciones al volante:

  • Nunca utilices el móvil mientras conduces.
  • Silencia los avisos y pon el móvil en un lugar donde no lo veas mientras conduces.
  • Escribe en tu estado el mensaje “Estoy conduciendo, te llamo luego”. Y evita contactar con personas que sabes que pueden estar conduciendo.
  • La seguridad es lo primero: tus amigos y familia pueden esperar a que termines de conducir.